primi sui motori con e-max

Discurso pronunciado por el honorable Sr. Presidente de la República,en ocasión de la celebración del dia del maestro.


30 de Junio 2003

Queridos Maestras y Maestros:

Señoras y señores:


En este Día del Maestro, y de la maestra, no sólo están de pláceme los educadores sino también nosotros los que respetamos y admiramos a esos ciudadanos ejemplares que hacen de la enseñanza un verdadero apostolado.

Es justo que a los educadores se les compense de manera generosa por los sacrificios que hacen para construir el futuro de la patria sembrando en las mentes de las nuevas generaciones la semilla de la prosperidad, la grandeza y la felicidad de la nación dominicana.

Al llegar el PRD al Gobierno el 16 de agosto del 2000, encontramos el servicio nacional de educación desordenado, con el crédito disminuido y sin el entusiasmo que debe prevalecer en el sistema escolar.

Consciente del grave deterioro en que se hallaba la escuela dominicana, designé en el cargo de Secretaria de Estado de Educación a la vicepresidenta de la República, Doctora Milagros Ortiz Bosch, a quien le he dado todo mi apoyo, pues no me cabe la menor duda de que mejorar el sistema educativo era uno de mis compromisos sagrados con el pueblo dominicano.

El esfuerzo que hemos hecho ha dado sus frutos y seguimos trabajando porque entendemos que perfeccionar el sistema escolar implica imprimirle calidad a las condiciones en que los niños y niñas aprenden y mejorar también las condiciones en que los maestros y maestras imparten la educación.

Un significativo avance del país en el área educativa lo constituye la construcción y rehabilitación de 16 mil 846 y la adquisición y reparación de 224 mil 780 butacas, además de mobiliario para los maestros y maestras.

El Gobierno ejecuta un plan de construcciones escolares que incluye 105 nuevos liceos y 22 politécnicos que se agregan a la oferta de cupos en la educación media.
Este programa se complementa con un amplio plan de instalación de escuelas vocaciones bajo la administración de las Fuerzas Armadas que contempla el establecimiento de 20 escuelas técnicas de las cuales se han instalado 12 y se trabaja en la instalación de otras 8 en las provincias mas necesitadas del país.

También estamos ejecutando con gran éxito un plan de instalación de Casas Infantiles Comunitarias. En esta última modalidad están funcionando 662 secciones en 250 centros en los que se atiende a 16 mil 092 niños y niñas de tres y cuatro años.

Otro éxito del país en materia de educación y por lo que los maestros y maestras deben sentirse orgullosos es la distribución de 1 millón 600 mil raciones alimenticias diarias dentro del Programa de Desayuno Escolar, lo cual constituye el doble de las 800 mil raciones que se daban antes de llegar nosotros al Gobierno, a lo que se agrega el hecho de que ahora los alimentos tienen más calidad.

Es evidente que esas acciones han contribuido al incremento de la cobertura escolar. Ahora hay en las escuelas medio millón de niños, niñas y adolescentes que en pasadas administraciones no asistían a clases. También se ha reducido la tasa de
repetición de cursos y se ha elevado la permanencia de los niños y niñas en las aulas.

Conjuntamente con el Programa de Desayuno Escolar se mantienen otros como el de la Tarjeta de Asistencia Escolar, que pone en manos de 100 mil madres pobres 300 pesos mensuales, el Programa de Eliminación de Parásitos Intestinales, que ha
favorecido a 616 mil 645 niños y niñas, y el Programa de Suplemento de Vitamina A, que cubre a 1 millón 850 mil niños, niñas y adolescentes.


También deben resaltarse los programas de salud auditiva, bucal y visual. Este último componente contempla el suministro de espejuelos recetados a 30 mil niños y niñas que los necesitaban para tener mejor rendimiento escolar.


Este Gobierno ejecuta un plan a través del cual se entregan 200 mil uniformes y 200 mil pares de zapatos a escolares pobres, además de 26 mil bicicletas, 7 millones 334 mil 241 libros escolares y 1 millón 152 mil 300 títulos y diplomas a egresados de los niveles básico y medio.

Asimismo, en vez de tener computadoras amontonadas dañándose en almacenes, como ocurría en la pasada administración, nuestro Gobierno ha organizado 344 laboratorios de informática y 90 aulas virtuales, a fin de que la tecnología de punta pueda ser aprovechada por los escolares dominicanos para elevar la calidad de su
formación.

Sólo en el año 2000 se titularon 10 mil 765 maestros y maestras, 38 mil 737 participaron en cursos pedagógicos para mejorar su desempeño y hemos galardonado y distinguido a 150 educadores y educadoras.

Entregamos 132 millones de pesos anuales al Seguro Médico de los Maestros, para mejorar la prestación de servicios de salud en beneficio de los educadores y sus familias. Además, el Gobierno adquirió mediante compra el Centro Médico Internacional, de Santiago, para los educadores de la región.

Nuestro Gobierno ha dado facilidades, ha otorgado títulos de propiedad de terrenos, ha concedido bonos- tierra a miles de maestros y maestras, y ha suprimido las distorsiones salariales que afectaban a la mayoría de los docentes.

Aunque también reconozco que en materia de ingresos es mucho lo que falta por hacer a favor de ustedes, forjadores del engrandecimiento de la patria.
No crean que me he olvidado, como han hecho otros gobernantes, de los profesores y profesoras de las universidades e institutos de educación superior. También a ellos les corresponde el día que con gran júbilo celebramos hoy.

La educación superior es parte del sistema educativo dominicano y la hemos tenido presente desde antes de llegar a la Presidencia de la República.

Recuerden que fue este Gobierno el que promulgó la Ley 139-03, de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, es decir, que es obra nuestra la creación de la
Secretaría de Estado que corresponde a los más altos niveles de la educación.


Observen, además, que en esa cartera designé al Lic. Andrés Rafael Reyes Rodríguez, un hombre de prestigio personal y profesional que ha capitaneado un trabajo que todos apreciamos y valoramos como el que ha hecho la Dra. Milagros Ortiz Bosch al frente de la Secretaría de Educación.

Hasta el lenguaje que se habla en el subsector de educación superior ha cambiado. Ahora se habla de calidad, excelencia, pertinencia, acreditación y centros de excelencia.


Ello significa que en todos los niveles educativos se está produciendo un cambio que a todos nos enorgullece, especialmente a quien les habla, pues es en la educación donde reside la posibilidad de alcanzar el desarrollo económico, intelectual y
espiritual de nuestro pueblo.


En educación superior, donde más se nota la presencia del Gobierno que presido es en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, por ser la principal de las públicas, pero las demás, las privadas, y en ellas sus profesores y profesoras, también reciban mis saludos en esta fecha hermosa.


En este Día del Maestro y de la Maestra, que por extensión es Día de la Educación, reciban los profesores de todos los niveles, desde la educación inicial hasta la universitaria, los parabienes del Gobierno y los míos personales y la seguridad de que seguiremos trabajando en consonancia con sus legítimas aspiraciones de elevar sus niveles de vida.


Felicitaciones en su día, maestros y maestras de la República Dominicana.



Muchas gracias.

 

 

primi sui motori con e-max